domingo, 28 de junio de 2015

VEDETTE VOLADORA: EXCALIBUR PARA TODOS Y TODAS

Con este obsurdo y absceno asunto de la vedette en el avión, debería reflexionarse sino habría que incluir en el Código penal o en el código Procesal Penal o donde corresponda  LA OBLIGATORIEDAD de revisar TODAS las llamadas de una persona relacionada o sospechosa de haber participado en un acto delictivo.

Esta de lo que tanto se habló en "lo nisman".

Creo que en este caso deben revisarse todas las llamadas de los vedettes y la pilota -sísí, los términos se invirtieron en ese estúpido juego con la muerte emplumada y felina- de los últimos tiempos, días, semanas, meses.

Como deberían revisarse las de los motormans de todos los trenes "accidentados", o "acciatentados". Y en el del motorman que recibió el disparo por la espalda, el que le entregó el tren al del primer "accidente". 

O las de los aironmauntains, de la propia empresa y de los funcionarios macristas cómplices, digo, que concedieron los permisos, las exenciones, la falta de controles.

Excalibur se llama el sistema para el seguimiento de llamadas.

Excalibur para todos y todas, digo.

Seguro que los republicanos pondrían el grito en el cielo de concretarse algo así.la libertad, la intimidad, etc.

No escuché a nadie quejarse cuando el repúblico Marijuán pidió revisar dos años, DOS AÑOS de llamadas de los "implicados" (jaja) en el "caso" (jajaja) Báez.

(Por cierto, hace dos años de esa solicitud, como pueden ver en el link -http://www.clarin.com/politica/Piden-Excalibur-revisar-llamadas-imputados_0_947305323.html-. ¿Supieron de alguna cosa relevante surgida de esos cruces? ¿A que no?)

Hay que utilizar todos los medios existentes para esclarecer acontecimientos tan graves como los referidos, comos los de los trenes, o como este absurdo asunto del avión, que parece sacado de un cruce de "Los amantes pasajeros" y "Relatos salvajes", que podría haberle costado la vida y decenas, tal vez cientos de pasajeros. y la aplicación de esos medios no debe estar sujeta al arbitrio de un juez: debe ser parte obligatoria, figurar en un Código, el que corresponda.

HAY QUE SABER QUIENES ESTÁN DETRÁS DE ESTOS CRÍMENES.

(Aunque tenemos una idea bastante aproximada... falta probarlo de una vez por todas)

RH

viernes, 26 de junio de 2015

LAS PREGUNTAS CAP(S)CIOSAS QUE DEBEN ABRIR PASO A LA ESPERANZA

Declaración introductoria:

Yo soy de los que estaba radicalmente en contra de que Scioli fuera nuestro candidato, por razones diversas, su política de seguridad, su manejo sado-maso de la conflictividad docente y unos cuantos etc, como esa manía de andar exhibiéndose en espacios de Clarín.

Bueno, finalmente, Scioli es el candidato único del FpV .

Decidido por CFK.

Yo, más allá de los cánticos, no soy un soldado de nadie.

Pero estoy seguro, segurísimo de que Cristina sopesó todas las alternativas, todas las consecuencias de elegir una u otra cosa, y llegó a la conclusión que esto es lo que debía hacerse para que el Proyecto siga adelante.

Los años me han demostrado que la jefa ha acertado más de lo que ha errado, y que había razones para todo, incluso para lo que al final resultó errado.

Porque es fácil decir las cosas desde acá, en un bar, en un asado. Pero cuando se es presidente y se es como Cristina, hay que sopesar las consecuencias de cada cosa que se hace.

Por ejemplo, yo hace años hubiera estatizado las eléctricas.

Pero... ¿sabés los juicios que nos hubiéramos comido, las indemnizaciones que hubiera habido que afrontar? Si tenemos un montón de cosas que pagar del CIADI, y eso es debido a que los precursores de Macri firmaron condiciones tan pero tan desventajosas que se hiciera como se hiciera iba a haber que pagar.

Por eso CFK se piensa diez veces cada paso. y llora cada vez que firma una transferencia de ésas.

O el aborto, para tirar una bien conflictiva. Está, sí, lo de sus convicciones personales. Pero ¿en qué medida será eso, y en qué medida, el sopesar que en este momento no puede permitirse una batalla frontal con la iglesia. con todas las otras que hay en curso. Viendo la conducta kirchnerista de ir poniendo los conflictos en cola, no seria descartable. Siendo además que una de las abanderadas del tema, Juliana Di Tullio, es una de las primeras espadas de CFK.

Para que esté claro, confío no ciegamente, sino, absolutamente en el criterio de Cristina, y digo no ciegamente porque me baso en cosas que ví.

Y ahora entramos en cuestión.

Todas esas cosas "que ví", las vieron los demás. Como por supuesto las cosas que vi de Scioli, las vi y las vieron los demás, entre ellos CFK.

Entonces, una pregunta cap(s)ciosa es:

Si CFK llevó adelante las políticas que llevó adelante, tomó las decisiones que tomó en cada momento, todas, ejem... "decisivas" en el devenir de este territorio y sus habitantes...

... y por otra parte ella "vio" todo lo de Scioli...

podría llegarse a la conclusión delirante de que CFK estuvo 8 años haciendo lo que hizo para que después viniera Scioli a deshacerlo.

Esta hipótesis supera con creces en delirio a la de aquellos que decían que los K se ocupaban de los DDHH para ganarse a la sociedad, como si la sociedad argentina en el 2003 estuviera en su conjunto movilizada contras los indultos, el Punto final y demás impunidades.

¿No será que hay cosas que evaluó CFK de las particulares relaciones de poder de la PBA, los aparatos locales políticos, sindicales, po-li-ciales, así como la propia gestión de los recursos de Nación a la provincia?  Escucho muchas versiones al respecto. Razones que van desde las celestiales hasta las más terrenales. Hasta del subsuelo.

Igual, lo que es seguro es que no sé gran cosa, y que en general, no sabemos gran cosa.

Pero seguro que ha habido porqués poderosos.

La cosa quedó, o debería ser tan clara que va Zannini, "el tercer Kirchner" de vice.

Y las listas han sido conformadas siguiendo el criterio de renovación, de nuevas generaciones, con "las estrellas" encabezando las listas.

Vuelvo a la introducción: yo soy de los que estaba fuertemente, radicalmente en contra de que Scioli fuera el candidato. Pero mi partido decidió que fuera él, acompañado por muchos de los míos, o sea, personalidades políticas con las cuales me identifico plenamente.

Y sí. no fue Randazzo. Yo lo hubiera votado frente a Sciioli. Pero tampoco era mi candidato, mi candidato era Kicillof, si alguien me pregunta. Quizás fuera pronto, quizás carecía del apoyo en el aparato del PJ, quizás... ahora no tocaba. tocará en 8 años seguramente. Randazzo hizo una buena gestión con los DNI y los trenes. Pero no inventó los DNI's, ni los ferrocarriles. Trabajó mucho, probablemente bien, pero no hizo la revolución. No estatizó YPF. No creó la AUH. No nacionalizó AySA. Y eligió mal. Eligió un discurso muy virulento contra Scioli, que podemos usar nosotros en nuestra casa, pero totalmente inadecuado como discurso público, porque con esos sectores tenías que contar después si ganabas una interna. Esto Randazzo no lo entendió. Se encegueció. Extendió sus ataques de ira a su campaña Y se enterró.

Insisto, lo hubiera votado. Pero ahora NI SE ME PASA POR LA CABEZA votar en blanco o a otros candidatos. Y YO SOY UN VOTANTE DE IZQUIERDA, los que no son de izquierda aunque se así se autodenominen son individuos que se pasen la vida en TN, o que tengan como propuesta que los políticos ganen lo mismo que una maestra... y no hagan ni una mención de lo que ganan los empresarios... ¡o los  periodistas!

Eso no es revolucionario.

Eso es antipolítica, la enfermedad infantil del fascismo.

Compañeros, amigos. A mi los 10 000 policías más en la PBA me intranquilizan mucho. Los carteles de 30000 nuevas tachas fosforescentes me dan un poco de vergüenza ajena. Karina Rabolini ensayando un llantrucho me da en el hígado. Pero al chabón le ofrecieron el oro y el moro para cambiarse de bando, una y otra vez. Y si lo hubiera hecho probablemente nos caíamos, porque una parte del aparato se cambiaba de bando con él.

(De esas ofertas la de Massa era la menos seria: ¿Cómo alguien se va de un espacio que va a heredar, a uno en el cual el candidato es el que te invita? ¿Cómo alguien podía creer que eso iba a ocurrir? Y no es que no hubiera conversaciones, pero como en todo lo que hablamos antes, NO SÉ, no sabemos nada de qué se habló. no estábamos. Pero lo que está claro es que no tenía sentido que Scioli se fuera con Massa)

El tipo no se fue. Y ahora, ya candidato, sigue haciendo esfuerzos por convencernos. Tampoco espero que haga la revolución, pero espero, deseo de todo corazón que cumpla con su discurso de que seguirá, seguiremos por este camino. Las generaciones que vienen son mejores, superadoras. Ahora es hora de seguir sembrando para la subsiguiente

Maravilloso esto de poder soñar para las próximas generaciones, cuando hasta hace 10 minutos el sueño era llegar al final de mes.

O al final del día.

RH

CUÁNTA IMPUNIDAD

Encendí la tele,y estaba puesta en TVE, que quedó de anoche de la enésima emisión -seguida gustosamente- de "Amanece que no es poco" y...

está puesto Corazón corazón, una especie de Caras española televisada

Cuánta vergüenza ajena, y cuánta indignación de que la familia Franco a través de sus descendientes Martínez Bordiú sigan protagonistas, millones de muertos después.

Cuánta impunidad, reflejada en las ibéricas caras de los que no pueden cambiar de canal por costumbre o por falta de recursos.

Qué horror, qué triste

Qué rabia.


RH

jueves, 25 de junio de 2015

INTRODUCCIÓN A LA SCIOLOGÍA

(Quizás es lo que nos hacía falta)

(por lo menos por un tiempo)

Más allá de que sigamos reflexionando, analizando, revisándole los puntos y las comas a lo que diga el interfecto... tal vez, después de 12 años de estado de guerra permanente, de mucho ruido, NECESARÍSIMO, porque la sedación tóxica de los medios siempre estaba ahí para aletargar a una sociedad siempre al borde de la autonimolación...

... ahora nos venga bien a nosotros la bajada del tono de voz, en la cual son parejos Scioli y Zannini.

Creo que también lo pensó CFK. Y no es una suposición sin fundamento: ella, en dos de los últimos discursos, lo dejó caer con alusiones a sí misma, "el tono de voz", "medio antipaticona"...

Tranquilizarse... da para tener calma. Y no se trata de retorcer el argumento de "lo tenemos rodeado". Por el contrario,en la fórmula, en el Congreso, están los mejores  cuadros que se han formado en este país en los últimos 60 años. Mínimo. y no van a "marcarlo a Scioli". Van a legislar, a gobernar.

A seguir haciendo política para las mayorías, para los más débiles.

Pensemos en positivo.

Pensemos, internalicemos lo que tanto boqueamos:

QUE EL CANDIDATO ES EL PROYECTO.

¿Que Scioli dijo esto o aquello o lo otro en su momento? Ya nos preguntaremos eso, en calma.

Pero ahora el candidato es el proyecto, no cabe ninguna duda.

Ahora podemos probarlo sin un Kirchner a la cabeza. ¿No es lo que queríamos?

Comencemos ya a pensar, a imaginarnos una vida con años por delante para afirmar, el proyecto, y nuestra propia vida personal, que tiene que ser la mejor posible porque esto para eso se hace...

Para que la Patria sea grande y el Pueblo sea feliz.

Calma kirchneristas. Lo que viene, vendrá igual.

Y para afrontarlo, mejor la alegría, que el rictus amargo.

RH

miércoles, 24 de junio de 2015

SI ES MACRI O LOUSTEAU: VOTO EN BLANCO

Viendo a Lousteau, el de la 125, felicitando a Macri, o en lo de Barrionuevo, creo que no se lo puede premiar. Porque encima sería crear un monstruo, un posible presidente futuro bajo la aureola de "haberle ganado a Macri en la Caba" (como la de De la Rúa, que le ganó al peronismo en el 73). Ni libertad: VOTO EN BLANCO.

Pero yo creo que Recalde puede ganarle todavía.

RH



martes, 23 de junio de 2015

LA FÓRMULA MACRETTI PARA PAGARLE A LOS BUITRES

No hay que quedarse en la superficie de la idea de "pagarle todo a los buitres para cumplir los fallos y no seguir aislados del mundo".

Idea tan estúpida como su espejo, la de que  Carlos Fayt, de 97 años... “Estoy convencida de que es una persona que todavía aporta. Si él está con esa convicción, tiene que seguir. Cuando él sienta que no puede aportar más lo va a comunicar porque es una persona que se nota que tiene lucidez”.

O sea que ese señor se autoevalúa y determina cuando dejará de estar lúcido.

Un juez de la Corte Suprema.

Esa -supuesta-estupidez lo que dice es que --leer con voz de Michetti- "todo es como debe seeeer".

Entonces, hay que pagarle a los buitres. Usté va y dice "nooo, son la mitá de las reservas".

Y ahí nomás Mauricio -dejemos a la Gaby afuera, esto es para mayores de edad- le dice, tranquilizadoramente que no, que, se entregan acciones de YPF, Aerolíneas, Aysa, etc etc, y como él ha hecho en la ciudad, se piden créditos y "esa plata vuelve en forma de inversiones".

Y ahí es cuando comienza la verdá.

Porque la verdad es que simplemente se vuelve a la lógica rentística expoliadora de siempre, denigrar la administración estatal, forzar conflictos sindicales, endeudar esas empresas mientras se retiran todos los ingresos. Bajar su valor, abandonar el barco en otra crisis provocada como todas las anteriores, un Estado "amigo" con el Cavallo de turno asume las deudas privadas, "impaga" (como verbo), los buitres que adquieren esa deuda defaulteada....

Todo de nuevo.

Hasta la parte que seguimos sin ver de la deuda anterior, que es cuánto de ese 7% pertenece a los amigos de Macretti y na Macretti himself.

Porque me vas a decir por qué tanta alegría cuando dicen "lo que dice Griesa que hay que pagar, hay que pagarlo", con brillo en los ojos y en los dientes, de esos brillos cuando estás a punto de sacarte el Gran Premio.

Recomiendo ver "El capital", de Costa Gavras. Ahí se ve todo esto, a nivel privado. Un banco es "obligado" por uno de sus accionistas, un fondo de inversión, a hacer una mala operación. Eso hunde el valor del banco, y en realidad, detrás de esa mala operación estaba el fondo de inversión, que recibe esa plata, y, como el valor del banco bajó, se queda con el banco entero que hundió su valor, con la propia plata del banco. (que, visto desde afuera, en realidad es la plata de sus ahorristas)

Esa es la "solución Macretti a los problemas de los argentinos".

Generarles un problema mucho mayor, así de éste, entre globos, se olvidan.

RH

lunes, 22 de junio de 2015

MIENTRAS TANTO, EN ALGÚN LUGAR DE LA CABA

Porteño: Es una elección totalmente diáfana: tenés que elegir entre un tipo QUE RECHAZÓ UNA COIMA DE 20 PALOS VERDES simplemente para que no te sigan garcando...

... y Macri.

No te confundas. El tipo que rechazó la coima no es un nadie, no es un boludito como por ahi está tentado a pensar: hay que ser poderoso para que te ofrezcan 20 palos verdes de coima. 

Eso, aparte de haber sacado del quinto círculo del infierno a Aerolíneas para llevarte en aviones nuevos a cualquier parte en quichicientas cuotas sin interés.

Te repito: es eso, o Macri y sus paradas de colectivos de cuatro kms de largo y sus amigos cada vez más millonarios, amigos cuyas fortunas crecieron  proporcionalmente a lo que te aumentaron el ABL y los peajes.

Así que elegís entre la inteligencia y la viveza, entre la integridad ejecutiva y el saqueo sonriente.

El multitraidor de los rulos no debería caber en esta discusión

RH

SCIOLI EN 678

Qué decir. Comenzó gustándome. Y terminó no gustándome nada, pero nada. Hasta el punto de cambiar de canal. Lo votaré igual. Pero me pareció muy aprendido todo. Igual admito que es posible que todos comiencen así, con lecciones predigeridas para después, con el "cotidiano presidencial" ir aprendiendo y naturalizando.

Creo que había muchas más cosas para preguntarle, como por ejemplo por esa manía sado-maso de prolongar todos los años, excepto éste, los conflictos docentes. Y su falta de respuesta concreta, porque se fue por las ramas, con lo de Venezuela o lo de las cárceles. Entiendo que repreguntar no daba, por lo menos en esta ocasión. Pero cómo sería, que, como dije...... terminé cambiando. E insisto, comenzó gustándome, hasta el aliviio... Ahora estoy intranquilo. Y no hay plan B para mí. Y no sé si Randazzo hubiera sido mejor. Y no sé si había algo mejor

Siempre hay que elegir entre lo que hay, y a veces lo que hay... es lo que hay.

Como en la vida misma.

RH

sábado, 20 de junio de 2015

EL TÍO DE LA PATRIA



Son gente rara los héroes; ellos no saben que lo son. Pueden imaginarlo en ocasiones desastrosas en las que nada sale, todo está en contra y el objetivo es una de esas cosas que nadie diría que va a terminar bien. Seguramente, así le pasó a don Manuel muchas veces. 

Porque don Manuel es un prócer que hizo las cosas al revés, fíjese si no en la bandera… la que a él se le ocurrió  y la que izó al borde del Paraná tenía una franja celeste al medio de dos blancas. Será que las cosas cambian, ¿no? Tanto, que cuando yo era chico el general Belgrano era Nacho Quiróz y ahora parece que es Pablo Rago. La historia cambia.

Un abogado jamás podría ser un héroe, menos aún un prócer. Por eso creo que no hacía carrera para darle nombre a colegios, calles de pueblo, avenidas, parques, radios. No, de eso ni hablar. Pintaba para burócrata imperial en la colonia Buenos Aires, dedicado a los delicados asuntos de la Hacienda Real, hipotecas, certificados de propiedad, lindes, tierras, esas cosas. Ninguna pavada, si se me permite, derechito a los derechos de propiedad de los que comenzaban a ser dueños de grandes propiedades aún no consumadas por tanta ganadería y tanta estancia. 

Así nos lo quisieron legar, con voladitos y el rulito en la frente medio aputosado, medio rosado, ajeno, neutral, humanista, rodeado de papeles y plumas. Y un día, seguro, buscando el secante se miró el dedo manchado de tinta y dijo para adentro “la patria es un borrón”. Un borrón como una mancha de tinta en un documento que no debía estar, un error, una distracción. 

Para qué problematizar las cosas. Para un fisiócrata soñador (y lo era) no había límites en tanta pampa. Agricultura sistematizada, progreso, educar a la gente para los trabajos y los oficios. Prosperar la colonia… prosperar. Enseguida le vienen los petates y oropeles de los enviados borbónicos que se dan dique y no conocen a un solo Borbón, a los petimetres de fiesta y baile, señoritas, salones, moños. Españoles, o mejor, Peninsulares, porque españoles somos todos. El abogado se aleja del escritorio donde se despatarran los papeles y va a la ventana. Es de noche, pasa el sereno, la calle hecha un barrial por la lluvia se pierde hacia el río. Se asoma y aspira el olor de su río, se llena los pulmones y queda así pensando hasta que tocan las doce. Dormirá, soñará Belgrano con nosotros, que no existimos. 

Otra noche lo invitan a la casa de un fulano importante. Están unos cuantos que conoce bien y deciden seguirla en otro lado, en otras noches, mejor ahí en la jabonería que en la casa que es muy conocida. Noches vehementes de tabaco, licor o caña, una comida como para disimular el estómago. Son cosas serias estas, las que pueden costarte la posición, la fortuna y la cabeza. Escribe don Manuel. Quema los papeles, pero no puede dejar de escribirlos. 

Una noche le presentan al militar. Es importante, altivo, plateado, como una estatua. Confiar, se necesitan. Don Manuel es un buen puente para que todos puedan pasar sin empujarse. Igual, se recelan. Mariano recela, don Manuel lo entiende y no lo dice porque esto se hace todos juntos, o no se hace. 

Se hace. Casi como golpe de estado, casi con escaramuza armada, casi con vecinos políticos. Que viva el Rey (y que se vaya el Virrey). El vocal Belgrano va al Paraguay como comandante de una expedición militar para contrarrestar a las fuerzas realistas locales. Pero… no es militar, es abogado. Arrastrará ese problema bibliografía tras bibliografía y generación tras generación. Desde aquello que escribiera el General (manco) Paz en sus memorias sobre que el susodicho como militar era un gran abogado, o un gran patriota no recuerdo ahora pero da lo mismo. Avalado por semejante personaje, un militar de carrera y tal vez uno de los tres que había en estos pagos (San Martín era uno y Alvear el otro), al pobre general (en minúscula) se le negaron las dotes marciales para toda la posteridad. Y en Paraguay pierde. Te dicen… fundó pueblos y escuelas, Curuzú Cuatiá y otros. O también que interpretó el sentir de los asunceños contra la dominación española y azuzó los espíritus hacia la revolución. Pero los paraguayos hicieron la propia y después, que tampoco era cuestión de salir de la corte de Madrid y entrar de polizón en la mucho más pobretona de Buenos Aires. Justo Asunción, madre de ciudades y faro de la América del Sud sin exagerar. 

Belgrano dejó la provincia del Paraguay que creciendo la sombra del Dr Francia, la independencia y el progreso popularmente concebido. Algo tuvo que ver, lástima que no ganó una batalla lo que para una historia liberal castrense es un pecado. 

Belgrano como militar, un fiasco. Rumbo al Norte, entonces… ¿Qué era el Norte? Una frontera inexistente, salvo en nuestras ideas avaladas por los diarios de los lunes. Esto es de antes de marcar la línea que divide países. Lo envían ahí para evitar la cuña realista (maturranga, diría el General San Martín) penetrando con furia hasta alcanzar Córdoba y estrangular la capital virreinal. Lo que no le dicen es cómo lograr todo eso. Lo nombran general (con minúscula) de un ejército descompuesto y en descomposición. Arréglese, Belgrano (y no siga pidiendo plata ni recursos). 

Y se arregló. Tanto se arregló que a sabiendas que no los podía parar ensayó la guerra de “tierra arrasada” por primera vez. Les quemó todo, les inutilizó todo, las casas, los pastos, las cosechas, la tierra, el agua, el aire (porque se lo llevaron para respirarlo en otro lado). Un milico hace eso, arrasar. Lo que es más complicado es que la gente –cuyo terruño arrasarás- te lo permita, participe, lo tome como propio y se vaya con vos. Sin que la obligues o con esa obligación que te marca una dentellada en la conciencia. Belgrano muerde, infecta el miedo y te sale como un desprecio por haber dudado. Belgrano te saca patriota, mientras te saca todo. Y te vas con él, caminando o en carro o a caballo o en burro atrás de su uniforme destrazado, polvoriento. Con los ojos llorosos por el humo de las quemas y por el corazón desgarrado por Jujuy. Exodo. Pueblo. Belgrano. 

Lo vivan cuando pasa, los changos corren tras el caballo común que lo lleva porque nunca habían visto a un general tan de cerca, sólo deslumbrantes charreteras godas del Perú. ¿Qué saben? Las cosas de la casa, de la madre y un padre que de tanto en tanto pasa. Saben trabajar para otros y lo seguirán sabiendo. No le han leído al brillante caballerito de Salamanca y Valladolid sus escritos de economía política o educación, nada de nada saben ni sabrán sobre la fisiocracia ni filosofía de la Ilustración, un carajo de Rousseau, Montesquieu ni Voltaire… No saben leer. Pero escribirán con sus sangre más temprano que tarde la historia con minúscula (como su general) de un capitulo inolvidable que empieza “libres o muertos, jamás esclavos…” Nunca hablarán con Belgrano, pero uno de estos soldaditos una noche entre las tiendas le alcanzará el mate y de sobrevivir, lo contará de viejo bajo la enrramada a quién quiera escucharlo como un tesoro. Porque lo que si sabrán seguramente, es por qué lo han seguido hasta perderle el rastro. 

Uno de ellos, ya soldado, redoblará el repiqueteo de tambor, mientras otro ya soldado irá tirando de la cuerda lentamente, muy lentamente, la vista al cielo, el corazón en la boca, viéndola subir. Subir a otro cielo donde todos eran buenos, donde todos eran libres, donde todos sabían por fin quiénes debían ser. Blanca, celeste, blanca. Belgranera del Paraná, el barrilete de la Patria al viento. Ilegal, perjura. Solo ella, como sólo él izándola y su general (con minúscula) al lado. 

A juicio Belgrano, condenado Belgrano y un Coronel casi andaluz que llega y putea descubriendo cagones y los primeros traidores. Dice que un gobierno no es bueno si pone preso a Belgrano. El gobierno se va (huyendo por la av. Rivadavia). 

Vamos a conocer al correntino, se dice Manuel, y debería estar felíz de dejar este ejército que no tiene disciplina, ni sabe de estrategias militares, ni garantiza ya nada. El sabrá, dicen que es militar, dicen que combatió contra Napoleón. Ahora va a tener que luchar contra Fernando. ¿Se podrá confiar…? Mirará por encima del hombro, humillará con su figura, criticará con lengua filosa sin palabras en punta, pero. Y este dolor de estómago que no pasa. Y la fiebre que va y que viene. Algo de tos… si siempre ando comiendo mierda. Como todos los hombres que comando. Que sanmartín tenga algo de Santo, la patria se nos cae de fatiga. Cómo será San Martín. Viene el abrazo del cuadro, lo habrán visto. 

San Martín está loco, me admira y no sé lo que he hecho para tanto elogio. Unos días y somos amigos, unos días y lo conozco de siempre. Unos días y me voy al Puerto brutal que va a tragarse todo. Y lo sé. Dejo a Usted esta patria de soldados, su hambre, sus amores y sus deseos, vida, hacienda, nada. No le dejo nada, salvo esta gente. No los abandone, mi General. 

Escribe Belgrano, no descansa. La noche lo alcanza siempre. 

Ha malgastado todo. Fortuna, que ya no tiene. Sueldos que ha donado. Casas que tiene y no tiene. Hijos. Mujeres. Fama. Todo se le escapa. Lo mandan afuera de embajador, a cortes de la Europa. Le sienta, pensar que así podría haber sido. Esos jardines, esa francia. Esa inglaterra. Buena vida, paseando como tantos que antes o después, diciendo lo que se debe decir y lo que otros quieren escuchar, andar por ahí sin sobresalto y con bajo perfil. Es fácil. Pero es Belgrano…

Por fin, Tucumán. Otra vez, Tucumán. Ahí se le ocurre decir lo de la monarquía inca y a la mierda con todo. Los porteños lo putean, algunos ya lo ven muerto, políticamente muerto. Quién escucha a Belgrano. Lo escucha y lo lee San Martín. Lo miran los que serán Caudillos. 

Es un peligro, siempre lo fue. Y un idealista, el loco de la revolución (y no será el único). El que mantuvo vivo al partido de Moreno. Un conspirador. Belgrano pintaba para niño que llevaba la manzana a la maestra y terminó como el peor del grado; cagadas que hace una Revolución trastocando las cosas, volviendo locos a los hombres como una caña subida sobre las buenas caderas de una mujer. Está loco de Revolución, loco de amor. 

No le da el cuerpo. No le basta el aire. Su médico, un amigo, se lo dice. Se toma lo que sea, pero tiene que estar despierto porque la patria se duerme. Desespera por las noches. Sueña con los ojos afiebradamente abiertos. Lo cuidan, pero no se puede cuidar a Belgrano. 

No es su cama, no es su casa. Le queda el reloj y los papeles. Un escritorio revuelto. Las sábanas sudadas. Buenos Aires es una cagada de escarcha y desvelo. Su General anda por el Perú y Bolívar, el orgulloso Bolívar salta y golpea. Juntos, que vayan juntos…

Me muero. Lo sé. No hay nadie. No es de noche ni de día. Una mariposa de noche baila con el pabilo encendido y una tonada sube por la barranca. Belgrano canta sin mover los labios que le queman. Es el minué sobre los tablones de una salón al que ya no lo invitan, pero danza con la soldadera en un campamento que no quiso pero como quiso. Ay.

Si hasta el crucero que se acercó a Malvinas le hundieron… Y él seguirá siempre ahí, mirando a la Rosada con el dedo en alto y la bandera enredada en el viento, arengando a gobernantes con la esperanza secreta de que alguno cada tanto le responda. Es el único habitante, el guardián de la Plaza. El que cuidó a las Madres. Le deben responder a él… a quién más, sino a Belgrano. Ay.

En la noche final Buenos Aires duerme. Los asesinos asesinan. Los niños lloran y la madre los tranquiliza. Los amantes se hunden mojados, sudados, se abrazan. El cura cierra el misal. Los perros retoman la calle bajando al río. El río manso de plata negra se estira, toca la Banda Oriental donde de a ratos duerme Artigas. Lo que pasa, pasa. La vecina se pregunta si respira bien el general (con minúscula). A esas horas nadie piensa. El día se resigna y va desvistiéndose. Alguna calma viene a la boca de los que la habían perdido. Afuera cae el gobierno. En la noche las sombras se mueven. La colonia se mueve rápido con la libertad contrariada. Todo es muy veloz para Belgrano. 

Yo no soy el padre de esa patria, mi amigo. Cuando traté de salvarla era porque él ya la había hecho, señor. No se confunda. Es él. Y yo con tanto honor y gloria no puedo evitar que una muerte tan puta… San Martín está acá mientras pienso esto y se tapa los ojos. Está viejo como en esos billetes de cuando todos éramos chicos y el país no nos pertenecía (de nuevo), cuando no nos habíamos enterado de las desgracias y pegábamos la figurita en el cuaderno en las fechas esas. 

Entonces, la vela… El Despertador Teofilantrópico lo publicará mañana. Una noticia entre tantas otras. Un solo diario. Nada.

No llega a la mañana. Alza los brazos, busca algo en el aire. Busca algo. Ay, Patria mía. Ay, Patria mía.

Belgrano busca algo. 

Cada tanto le encontramos la Patria, ojalá sea eso.


El Marquesito (www.peronismoporopcion.blogspot.com)