jueves, 7 de julio de 2011

Durán Barba lo confiesa todo

Tremendo reportaje al gurú ecuatoriano del gran diario argentino, que desde el arranque nos dice todo:

Jaime Durán Barba es un fanático de los sondeos de opinión. Puede mandar a preguntar lo que sea: qué cosas resignaría una persona con tal de que su país no pierda una guerra; si los hombres blancos tolerarían que su hijo se case con una mujer negra; por qué una señora que dice que nunca votaría a un candidato millonario aceptaría gustosa que ese mismo hombre se casara con su hija.

Podemos inferir entonces no sólo quién contrató las miles de encuestas truchas difamando a Filmus que se hicieron telefónicamente durante los últimos días. Pero la cosa sigue: nos confirma una vez más que la ciudad le da exactamente igual, que lo que él quiere es otra cosa: 

¿Se terminó el proyecto presidencial de Macri? No. Estamos en plena campaña. El discurso del domingo va a ser el primer discurso para 2015. Yo creo que en la próxima será no sólo candidato sino presidente

Y en este párrafo se supera: describe claramente cómo ve a la sociedad y a la mayoría:

¿Hay que creerle? En la lucha política hay dos posibilidades. Una, actuar como actúan nuestros parientes los simios: cuando quieres ser líder de la manada te lanzas a mordiscos a la manada, a todo o nada. La otra es la que los estrategas hemos usado siempre, desde Napoleón, que significa pelear en el terreno adecuado, saber replegarse y tener una mente que no solamente sea correr para adelante. Macri es un líder muy racional con mentalidad moderna. Pelea cuando le conviene, racionalmente, en un mundo en el que la mayoría quiere actuar como simios.

Ya lo preguntamos hace un tiempo, repetimos la pregunta, más pertinente que nunca con lo de las encuestas y carteles truchos difamando a Filmus:

¿QUIÉN LE PAGA A DURÁN BARBA? ¿DE DÓNDE SALE EL DINERO? DOÑA MARÍA ROMILDA, YA QUE VA A PEDIRLE INFORMACIÓN AL CALL CENTER SOBRE QUIÉN LE PAGÓ PARA HACER ESAS ENCUESTAS TRUCHAS ¿POR QUÉ NO LE PREGUNTA A DURÁN BARBA QUIÉN LE PAGA?

Suele decirse que el delincuente está siempre tentado de confesar de un modo u otro su crimen; en el decirlo está el goce. Y aquí nos lo encontramos por partida doble; Durán Barba en confesar, Clarín en ir a buscarlo para que lo diga, ambos en feliz tándem. Uau.

RH

PD: Maravilloso el clarinismo; el título dice "...y eso nos dio tranquilidad"; y el pie de la foto que ilustra el reportaje dice "Tranquilo Durán Barba, ayer, durante la entrevista con Clarín". El lugar de ambos ¿no sería el "Mar de la Tranquilidad", en la luna? ¡Un Saturno V ahí, por favor!

2 comentarios:

  1. Esto es verdad, Rick? No jodas; jaj.

    ResponderEliminar
  2. sí, sí, está el link que no me deja mentir. Y es de hoy mismo, oiga...

    ResponderEliminar

ESTÁ HABILITADA LA MODERACIÓN DE COMENTARIOS.