miércoles, 24 de diciembre de 2014

GRACIAS

Escuché este concierto por primera vez hacia las 21 hs del 24 de diciembre de 1997, aproximadamente en la curva de Puerta de Hierro de la carretera de La Coruña (A6), entrando en Madrid, rumbo a la cena de navidad de mis queridos amigos, hermanos, a quienes tanto echo de menos Rosay y Chico. Hacía mucho frío, la carretera estaba desierta, algo de niebla producto del Manzanares que pasa debajo de la ruta justo en ese punto. Acabábamos de mudarnos tres, cuatro días antes, a Las Rozas, en las afueras de Madrí, a un lugar desde el que contemplábamos bellos horizontes de campo y sierra  desde ambos puntos cardinales de la vivienda -un depto chico,  pero muy lindo, en alto sobre la meseta castellana-, y fuimos en busca de los mimos imprescindibles después de algo tan conflictivo como una mudanza. Me gustaba Corelli desde antes, me había comprado un CD que abarcaba los Concerti Grossi del 1 al 6, desconocía que hubiera más y menos aún que hubiera uno de "navidá". Y ahí, en esa cuesta abajo hacia la curva de Puerta de Hierro, reconocí un Corelli que, vaya paradoja, desconocía, y, plus ultra, navideño.

Todo eso está tan presente como si estuviera ocurriendo, ahora mismo.

Agradezco a la vida y a todas las personas que me han bendecido, bendito simplemente con su existencia, por haberme iluminado el camino tantas veces.

Ese camino de idas y vueltas que, por suerte, nunca termina.

RH

2 comentarios:

  1. Precioso...
    Ah, y Felices fiestas, Huinca :-)

    ResponderEliminar
  2. gracias a ud hinca!
    Buenas fiestas y buen año

    ResponderEliminar

ESTÁ HABILITADA LA MODERACIÓN DE COMENTARIOS.