jueves, 21 de enero de 2016

EL RIESGO TOTALITARIO: ¿CONJURA CONTRA ARGENTINA?

Wainfeld nos cuenta hoy... "En estas semanas de órdago, el cronista recordó una novela excelsa de Philip Roth, La conjura contra América. Es una ucronía, relato de un pasado que no ocurrió. “Narra” la presidencia de Charles Lindbergh que, en la fantasía de Roth, “le ganó” las elecciones a Franklin Delano Roosevelt en 1940. Lindbergh era un aviador famoso, cuyo hijo fue asesinado tras un secuestro extorsivo. Su figura cobró dimensión política, se oponía a declarar la guerra al nazismo. Lindbergh gana las elecciones y va imponiendo, paso a paso, un símil del Estado nazi en Estados Unidos. Liberal al uso gringo (“liberal” en fonética nuestra), progresista, atento a las vicisitudes de la colectividad judía, Roth alerta acerca de pasividades y complicidades con el cambio de sistema.

Imposible e injusto abreviar una obra maestra: la alerta del novelista es sobre la aquiescencia masiva, la cobardía ciudadana y de dirigencias sociales. También, digamos en el borde, sobre los azares y contingencias de la historia. La presidencia de Lindbergh es una pesadilla que no fue, pero que, quién sabe, pudo haber ocurrido."

Yo la leí. Y tengo la sensación de que aquí se va en un rumbo semejante.

Siempre pensé que era un error fijar la mirada en los judíos a la hora de valorar el "riesgo totalitario", fueron los judíos y los eslavos en general quienes fueron exterminados, como hace 2000 años lo fueron los dacios por el "ilustre Trajano" y nadie lo llama infame por ello, cosa que sí se hace con Nerón quien, aparentemente, no sólo no quemó Roma sino que ni siquiera persiguió a los cristianos. Parece que Nerón fue infame según los medios monopólicos de la época, por darle pan barato o gratis a los pobres. (Y circo para todos, por ahi). O sea, lo que quiero decir con lo del "riesgo totalitario" es que cuando se señala a un colectivo, cualquiera, debe mirarse al poseedor de la mano que señala y la garganta que grita, se verá que al mismo tiempo la otra mano, destruye y roba. Siempre. Viene bien esto del "riesgo totalitario", para los que no lo sepan, el mundo buitre a la hora de negarse a las quitas en las deudas y a cualquier mejora en las condiciones lo hace en nombre de una patraña denominada en inglés el "moral hazard", el "riesgo moral", que vendría a expresar que no se hace un favor al deudor, porque entonces repetiría una y otra vez las "conductas inmorales" que lo llevaron a su situación de endeudamiento. Pura psicopatía en grado extremo, el clarinismo en su máxima expresión.

Bueno, lo que quiero decir es que acá los judíos son los empleados públicos. Y los comunistas, los dirigentes sociales.

Y que en su momento los medios así como llevaron a toda la juventud europea a la carnicería de la I Guerra Mundial, llevaron a Hitler al poder. Sin medios, Hitler no hubiera existido.

E imprescindible: sin un poder judicial cómplice hasta el tuétano.Como éste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ESTÁ HABILITADA LA MODERACIÓN DE COMENTARIOS.