viernes, 18 de julio de 2014

POR QUÉ OPINO LO QUE OPINO



Para que se entienda: la Corte Suprema se metió con el tema del Riachuelo, que así los ribereños no podían seguir viviendo, etc etc. Todo bien. (eso sí, puso a hacerlo a un juez juzgado ahora por meter a todos sus parientes en las obras, y a pesar de eso, ese juez sigue ejerciendo).

Bárbaro el tema del Riachuelo.

Pero el Megacanje incrementó de un saque la deuda externa en un 50%, y tuvo efectos inmediatos con el recorte de salarios y jubilaciones.

Condenó a miles a las privaciones, al hambre.

Y hoy sigue teniendo consecuencias, porque el MEGACANJE SIGUE VIGENTE. SIGUE "LEGÍTIMO" porque ningún juez lo declara ilegítimo, de raíz, aún cuando se sabe que fue conseguido a base de extorsión y sobornos.

¿Quién puede creer que la Corte Suprema no lo sabe?

Lindo, lo del Riachuelo. Pero ahora nuestro Gobierno, en lugar de gobernar, construir, educar, tiene que andar a los tumbos por el mundo por algo que jueces pudieron y pueden remediar, y A SABIENDAS, no lo hacen.

¿Por qué tengo que conservar algo de este poder judicial?. Me mencionan por ahí a Justicia Legítima, etc. Todo bien. Pero como miembros de un nuevo Poder, democrático, elegido por el pueblo, no por esa oligarquía, plutarquía, aristocracia cruel y desvergonzada.

No soy tan tarado de pensar que se puede vivir sin jueces y fiscales, y que los nuevos serán tenderos o blogueros.

Pero todo la estructura debe ser nueva, y el reclutamiento de los miembros que la habiten, elegidos democráticamente, y que cuando se manden alguna, paguen las consecuencias. Porque esa es otra: las instancias superiores rectifican lo que dijo un juez de primera instancia, en muchos casos por groseras injusticias... y, aparte de la rectificación, al injusto juez no le pasa nada.

Basta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ESTÁ HABILITADA LA MODERACIÓN DE COMENTARIOS.