sábado, 23 de agosto de 2014

TRAVESTIS Y TRAVESTIS



Anoche me llevaron a un "restaurant" abominable, por el Bajo, muy bajo Belgrano. Al lado de la Tranquera

Ahora veo en TVR esta historia buclear con el género de Florencia de la V.

La abominación de Lanata respecto de "que no lo obliguen a pensar" si alguien es hombre o mujer.

En ese restaurant horrible había una increíble densidad de algo que algunos se empeñan en llamar cirugía plástica, pero de plástico tiene lo del filmstretch, lo que aparece en "Brasil" de Terry Gilliam, en la tía del protagonista. Parecido, idéntico a la comida, unos "sandwiches", con cosas plásticas, pretensiosas, horribles como las cirugías duquesadealbicas omnipresentes en ese dándico lugar en el cual no se podía ni hablar.

De verdad, en ese lugar, los presentes se parecían a la comida que les servían.

¿Por qué esas personas no son consideradas travestis?

¿Por qué Lanata no es, periodistamente, considerado un travesti, alguien "que se viste de periodista"?

Muchas ideas que aparecen, a borbotones, ácidas, amargas.

Pensaba que esos individuos que se parecían a la comida, que en medio de sus pretensiosas simulaciones de lujo habían renunciado hasta a la excusa que motiva su flotación por sobre la línea media de la sociedad, el considerarse "rectores", líderes de costumbres, de progreso, de "patronos de las artes y las ciencias". Quedan apenas como parásitos, vampiros, beneficiarios del descubrimiento de esa enfermedad terrible que aqueja a este territorio que es LA SOJA, terrible remedo de las vacas originales de los que se enriquecieron quienes los antecedieron en eso de corcho flotante, rico. (Por cierto, las vacas originales se las encontraron, eran vacas cimarronas escapadas de los españoles primigenios, que se multiplicaron por la estepa pampeana)

Travestismo, traversidad.

Traversión.

No hay nada más valiente que quien se reconoce travesti.

Nadie más abominable que quien señala, con garfias uñas, cuando su traversidad grita, con graznidos de buitre, a los cuatro vientos.
 
RH

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ESTÁ HABILITADA LA MODERACIÓN DE COMENTARIOS.