lunes, 5 de julio de 2010

MISTERIOSA BUENOS AIRES

Uno diría que no para. Que no para de hacer ca… (empecemos paquetes, como el tema al que vamos a referirnos). Lo de la Educación, los colegios sin gas, la desidia absoluta en la planificación. También lo de Salud y ese ministro indestructible que tiene una explicación para cada problema y, sobre todo, un problema para cada explicación. Sin respuesta para la falta de insumos, el vencimiento de medicamentos comprados centralizadamente, el derrumbe hospitalario y la nunca desmentida mercantilización hotelera de la vida hospitalaria, la inmobiliarización de los espacios de la salud mental.

Por otro lado, el tema de la Metropolitana. Sus jefes a repetición a medida que van cayendo (en la consideración popular y también en cana). Las escuchas ilegales, los rezagos de la Federal y la Maldita bonaerense, la necesidad de cuidar el espacio público con un Santilli sonriente como la ola está de fiesta y los uniformados de negro repartiendo en el fondo. Las topadoras PRO, la policía PRO eligiendo antagonistas: trapitos, asambleístas, artesanos, feriantes. ¿Para cuándo lisiados? (ah, no pueden avanzar sobre ellos, cierto, me olvidaba).

También el Guasón rindiendo un informe cada tanto en la Legislatura y rindiendo homenaje a la Nada dicha en muchos párrafos, sin repetir y sin soplar.

Esta es la farándula PROliberal, hacedora de una política PROmiscua en la que el supuesto fuerte se aprovecha del seguro débil y vende, vende, vende una modernización mentirosa de nuevas relaciones humanas en un nuevo espacio público no estatal (ni nada). Suena complicado, porque las cosas se complican cuando no se las llama por su nombre. Privatización del espacio público para que cada uno piense que es suyo, desligado absolutamente el entorno, del colectivo. Unomasuno, jamás nosotros.

Así y todo, si las elecciones fueran mañana, algunas consultoras afirman que seguiría ganando esta propuesta de Ciudad. Gaby –presunta candidata- podría ser la sucesora de Oaky. En la misma medición se comenta (para ver la cita y la fuente querido, tenés que leer al otro Huinca, RH que te la bate justa) que, si se candidateara, Pino podría hacerle frente con alguna posibilidad competitiva. Pero que esta situación sería improbable, dado el afán del cineasta por el balconeo de la política y su aversión por la gestión concreta.

Uno piensa –sin mucha inteligencia a favor- que la situación es tan patética porque aún (y aún aún) no aparece el espacio que debería ocupar el Proyecto Nacional, alias kirchnerismo, que a nivel nacional no sólo recupera posiciones sino que comienza a ganar en la Ciudad (las preferencias por un Kirchner candidato a presidente van en aumento en la gran aldea). Pero no tiene, repito, una expresión sólida en la Ciudad (ex) Puerto como para terciar en serio en la futura elección.

Tirar esta pálida conlleva la responsabilidad de saber que, de ninguna manera, es irreversible. Hay mucha cuestión que discutir compañeros, pero la principal implica expresar en los hechos la voluntad de conformar un espacio amplio (a tono con nuestra Ciudad) pero firme (a tono con el Proyecto Nacional).

Y es mi opinión, que va ser.

Edelmiro F.

1 comentario:

  1. Coincido totalmente, candidato para la CABA urgente!

    ResponderEliminar

ESTÁ HABILITADA LA MODERACIÓN DE COMENTARIOS.