viernes, 23 de septiembre de 2011

¡Viva la santa federación! (y si)

“En los primeros ocho meses de 2011 las provincias recibieron $ 86.869 millones en concepto de coparticipación y leyes especiales, lo que equivale a un crecimiento superior al 32% ($ 21.433 millones) en relación con el mismo período de 2010. A partir de estas cifras, y teniendo en cuenta los ingresos percibidos por el mismo concepto en los primeros ocho meses de los últimos años, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) estimó en un reciente informe que al término del corriente año los recursos del Estado Nacional alcanzarán $ 134.500 millones, un 32,8% más que el año pasado. De este modo, las provincias percibirán $ 33 mil millones más que el año pasado. Asimismo, las administraciones se verán benficiadas por el incremento de recursos percibidos por el Fondo Federal Solidario (FFS).”

A cálculos groseros, por el FFS “…la Nación terminará enviando a las provincias a los $ 34.600 millones en 2011.”

(…) “El FFS fue creado por decreto en marzo del 2009, con el objeto de financiar obras de infraestructura sanitaria, educativa, de vivienda y hospitalaria, quedando expresamente prohibido su utilización para financiar gastos corrientes. El Fondo se conforma a partir del 30% que el Estado Nacional percibe en concepto de derechos de exportación a la soja y sus derivados.”

Concisos, contundentes, los datos duros que aparecieron en el diario Tiempo Argentino el 22 de setiembre pasado (“La Nación girará $ 34.600 millones más a las provincias”, pág. 14), dan cuenta de un federalismo real y de un modelo económico que integra (nótese con especial detenimiento el aporte del otrora calificado “impuesto expropiatorio” relativo a la soja).

Alguna reflexión sobre esto…

Impactan los números, claro que si. También es cierto que, más de uno puede hacer la bajada a la política del día a día en su localidad y ver que, seguramente, los números no se condicen con las realizaciones o con los tiempos que se lleva la burocracia estatal. Se puede decir y no es cuestión de descalificar a cada uno que opine en ese sentido.

Lo “macro” da, hasta el FMI y muchos países “serios” (esos que ahora tienen problemas tercermundistas) lo aceptan finalmente. Cuando los gobiernos locales hacen un esfuerzo de gestión acorde con el impulso de la Nación (y de la dirección de la Nación, es decir cuando gobiernan con el empuje y el tono de Cristina), uno se explica muchos de los resultados electorales provinciales que rebasan el 50% de los votos.

Hay situaciones sin embargo, en algunos sectores tanto de la producción como sectores sociales aún rezagados, también algunos municipios, en que no se verifica el mismo dinamismo. Llegará entonces, después de las elecciones de octubre, el momento de ir viendo si las declamaciones (de fe “kirchnerista”) se condicen con la manera de atender los problemas y las urgencias locales.

Es en la política “chica”, esa que es muy importante porque tiene que ver con la vida común de la gente común, en la que se debate la suerte a mediano plazo de un Proyecto Nacional.

Digo, por las dudas, y porque las cifras lo merecen.



Edelmiro F.






1 comentario:

  1. Así es como esa sshhheegua compra esos votos de poca calidad!!!!

    ResponderEliminar

ESTÁ HABILITADA LA MODERACIÓN DE COMENTARIOS.