martes, 19 de mayo de 2015

Scioli-Randazzo - Post 2

 

Ningún candidato es a la medida de uno. Nunca. Hay aproximaciones, pero también hay sorpresas ante lo inesperado y de eso estuvo llena la época kirchnerista.
De alguna manera ambos presidentes nos regalaron el que nos convenciéramos que en una de esas todos somos más puros... en el llano. Pero ahí, donde se juegan los tantos, tuvieron tantas veces ese coraje que nosotros, los más puros, no hubiésemos tenido ni por asomo.
Es posible que de tan puros hubiéramos renunciado tipo Chacho, quien no escribió mas que esa página olvidable para la historia.

La política incluye mierda y la mierda hay que revolverla, sino estamos hablando de otra cosa.
Es como la almas puras opositoras que vienen a tirar un petardo de pureza con sus denuncias y están metidos, políticamente hablando, en la mierda hasta las orejas. Lo cual se traduce en su punto culmine en votar a Macri.
Y está bien, es como que buscaron llegar ahí, merecen mas que otra cosa votar a Macri. Síntesis perfecta de todo el océano de excrementos en el que se han deslizado parecería que a gusto en los mencionados tres períodos últimos de gobierno.

Posiblemente muchos, seguramente los más, votemos a Scioli si gana la interna. Y tendrá que ver con entender una etapa y ver como la piloteamos, o no.
Pero esa es la realidad, es lo que hay.
Porque quienes vamos a votar a Randazzo, quiero creer que aceptamos las reglas de juego que dicen que puede perder y en ese caso entendemos de manera resuelta que a quien ganó es al que hay que votar.

Cristina ya votó lo cual preocupa sumamente a tantos compañeros y debo decir, no es mi caso.
Le dio un voto a Scioli cuando le acarició su brazo al cierre de una cadena y con abundantes sonrisas de por medio. Y votó a Randazzo cuando le despejó el camino de la dispersión de los votos más K en la interna.
Tiene Florencio los votos más K? Los más cristinistas? Si, esto es así más allá de toda valoración.
Y lo votó Cristina a Randazzo cuando le puso a disposición montañas de guita para el proyecto Ferrocarriles.

No creo tengan los compañeros que irán por Scioli en la interna, mucho más argumento que el que sumaría votos no K por afuera. Lo cual es más que atendible pero no tan seguro. Randazzo podría logralo a su vez con lo que está mostrando en gestión en tanto los beneficios que estamos llevando a poblaciones que fueran desconectadas del mapa.

Nunca olvidemos que en tiempos en que se nos venía encima el Alca, iban a desenchufar a provincias completas del norte de nuestro ancho y trabajoso mapa. Ese que hay que caminar y por el que hay que hacer tanto como nunca antes desde la fuerte plataforma que fabricaron doce años de kirchnerismo.

Quizás haya más argumentos en favor de Scioli. Sin querer confrontar, no los encuentro. Sucede que tampoco vivo en la Provincia donde sin embargo las mayorías lo han elegido una y otra vez y por algo será.
Ya que voy a la interna donde el compite, debería interiorizarme, eso sí.

Yo digo que el próximo presidente será un presidente de trabajo y de ahí que lo configuro mejor a Randazzo, al que veo además más seguro en eso de tomar renta de los avaros y los acaparadores (políticamente autodenominados "liberales" para una mejor apreciación "técnica").
Y para pensar el proyecto seguirá estando Cristina. Y los técnicos y los intelectuales que la respaldan le darán sustento práctico y teórico a este pensamiento. Y apoyo fáctico a quien resulte nuevo presidente.

Daniel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ESTÁ HABILITADA LA MODERACIÓN DE COMENTARIOS.