viernes, 7 de febrero de 2014

MÁS QUE NUNCA

Me parece que estamos en uno de esos momentos en los cuales se está enfrentando con mayor firmeza y claridad a los poderes concentrados, en todos los territorios, y eso, más allá de la ansiedad que produce a veces, la verdad es que me alegra mucho. Me confirma, una vez más, y cada vez más, que estoy del lado bueno de la calle.

Pero me apena que haya compañeros que no lo vean así, que no entiendan que los enemigos son muy poderosos, que cada tanto nos van a encajar una piña que nos hará trastabillar, como a Maravilla en el último round contra Cháves Jr. Pero se levantó, y terminó confirmando la paliza por puntos. Y nosotros también nos levantamos, YA NOS LEVANTAMOS, volvemos a ocupar el centro del ring y el rival está MÁS DESCUBIERTO QUE NUNCA.

Hoy estuve a punto de retirarme un tiempo de aquí; sentí que había dicho todo lo que tenía que decir y que de verdad, en mi caso en concreto, revisando hacia atrás pueden verse mis opiniones de hoy vertidas ayer, anteayer y hace 4 años.

Pero la verdad es que también sentí que había chocado contra una pared, y esa pared está más en algunas posiciones y publicaciones de los propios, de sentir que hay veces que esos compañeros y compañeras no tienen dimensión del tamaño de la empresa asumida por quienes nos lideran. Hay veces que hay cuestionamientos tan incomprensibles, tan alejados de la realidad, de sentirse traicionados por el Gobierno en cuestiones en que el Gobierno debe enfrentar conflictos muy peliagudos y tener en cuenta que cada decisión que tome tiene consecuencias después, consecuencias que todo el tiempo asume como propias y trata -de eso no pueden caber dudas- de que a la sociedad no le lleguen, o le lleguen amortiguadas.

Estas cosas, si me cansan a mí, que apenas escribo en los ratos que le robo a mis actividades, me imagino a Cristina y a quienes la acompañan.

Heroico se me hace el esfuerzo.

Paciencia amigos.

Esto va mejor que nunca, nunca la sociedad estuvo tan cerca de "saberlo todo", conocer de verdad que es lo que pasa en cada ámbito de poder, quién decide qué cosa y para qué.

Lo hizo la jefa, y nosotros con ella.

Menos "desilusiones" de colegio, y más pensar que todo va en el mismo sentido, que nos dieron una piña, pero que ya nos levantamos.

no es el momento de cuestionar lo ya actuado, que hubiera pasado "si esto" o "si aquello".

Es el momento de creer más que nunca, de apoyar más que nunca.

Yo lo hago.

¿Y vos?

RH

9 comentarios:

  1. Colorado del Monte7 de febrero de 2014, 21:23

    Anotame a mí también.
    Abrazo nacional y popular desde la Patagonia norte !!!
    ...

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Adónde le mando el número de cuenta?

      Eliminar
    2. gracias tatincito, (aunque no pague!)

      Eliminar
  3. Un abrazo grande, Rick.
    Yo también pensé en algunos momentos en largar el blog por algún tiempo, así que me alegro de que te inclinaras por seguir.

    ResponderEliminar

ESTÁ HABILITADA LA MODERACIÓN DE COMENTARIOS.