miércoles, 10 de septiembre de 2014

LA VISIBLE MANO DEL ESTADO

Lo de la isla Demarchi es otro proyecto de esos en los cuales el Estado se convierte en motor y parte, e involucra una serie de "servidumbres porsitivas" para el país, esto es que será obligatorio que emisoras y productoras que se instalen allí destinen una parte de la producción nacional.

La mano visible del Estado.

Cito, leyendo el pensamiento de la oposición político-mediático-tóxica:

"El Estado se mete en algo que debe ser exclusivamente privado, como es en EEUU, que en un proceso totalmente natural, determinado por sus capacidades económicas y empresariales, libremente, construyeron su poder entrando en dos guerras mundiales cuando sus contendientes originales ya se habían exterminado entre sí, pudiendo así recoger los frutos de la derrota de todos los participantes que vieron destruidos sus territorios y fuerzas productivas.

O sea, respetando las reglas que propone la mano invisible del mercado."

Eso es lo que les leí en el pensamiento.

La jefa estaba desatada ayer, como que ya dice las cosas medio canchera, casi divertida por el efecto que causan las cosas que dice, a veces con ese tono de "marisabidilla" (chán) que tanto irrita a la oposición político-mediático-tóxica y a la sociedad colonial en general.

No sé por qué, tengo la sensación que su último acto de Gobierno será firmar un contrato imposible de rescindir para la construcción del tren bala a Rosario y Córdoba, y además, sacándole la lengua a la cámara en el momento de sellar con su indeleble firma el compromiso (el guiño de ojo es exclusividad del monstruo platinado). Anótensela, la loca es perfectamente capaz de hacer eso.

Una despedida a todo tren, sería.

Me gusta lo de "la mano visible del Estado".

Hay que darle rosca.

Salúte!

RH

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ESTÁ HABILITADA LA MODERACIÓN DE COMENTARIOS.