jueves, 4 de septiembre de 2014

LO TESTIMONIAL QUE TAPA Y TAPA Y NO QUIERO MÁS

Muy lindo Servini (Servini como ejemplo de "jueces") juzgar a los apropiadores de Ignacio Guido.

Mientras siguen garantizando la impunidad de los reales apropiadores, los  reales asesinos de los padres de todos los Ignacios Guidos y de todas las demás víctimas.

A quienes desde sus escritorios locales o en ultramar, desde sus púlpitos, desde sus tribunas de doctrina y editoriales mandaron a matar, a asesinar, para apropiarse de bebés, de bienes.

Del país todo.

Servinis, no pueden seguir disimulando.

Los buitres, descarnando, dejan a la vista la osamenta de su juego. Un mimo en la cabeza de los Guidos, un cuchillo que se sigue clavando, ahondando la herida, manteniéndola abierta para que los de siempre sigan vociferando en platós y bancas.

No da Servinis, Bonadíos, Maricampagnolis.

Los que hoy gritan en el Congreso, no es que deberían estar callados:

DEBERÍAN ESTAR EN LA CÁRCEL.

¿No mantienen, Servinis, prisiones sin juicio durante años? ¿Y por qué todos esos individuos que fueron motores, cómplices, testigos infames de la masacre y el saqueo gozan de semejante impunidad?

A LAS LAURAS SE LAS MATÓ PARA ESO, POR ESO, Y LAS MATARON ESOS, SUS ANTECESORES, SOCIOS, PADRES, HERMANOS.

Me -entro en lo personal- saca seguir asistiendo a este espectáculo hipócrita, de jueces, fiscales que gritan y tapan todo, mientras se hacen pasar por garantes de la ley.

Y apenas son máquinas de impunidad.

No lo puedo soportar.

No puedo soportar tanta tanta desvergüenza. Tipos que han sido encontrados partícipes de contrabando, de trampas con paraísos fiscales para estafar a sus accionistas, espiando, difamando, robando a sus electores.

Basta, basta. Quiero ver otra cosa.

Sino llegaremos a la triste, desoladora conclusión de que la década ganada apenas habrá rasgado la superficie.,

Que nuestros héroes también lo habrán sido sólo testimonialmente, que lo verdaderamente importante, el núcleo radiactivo de todo el mal quede intacto de tanta servinidad, tanta campagnolidad.

Hay un punto que no podés.

Mama la libertad. Ella siempre está... pero no.

Si no es practicable, real, concreta, tocable, no está dentro de tí.

Sólo es otra mentira de Clarín.

RH

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ESTÁ HABILITADA LA MODERACIÓN DE COMENTARIOS.