jueves, 9 de febrero de 2012

Spinetta, por Cortázar

"Muchos instantes huyeron pero las voces, perecederas por únicas, por irrepetibles, se detuvieron para siempre en una memoria que de alguna manera y contra toda razón se sabe a salvo de la muerte"

"Una voce poco fa", un texto maravilloso de Último Round, para consolarse -sin dejar de llorar-



Pueden leerlo completo aquí.

RH

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada