miércoles, 15 de octubre de 2014

LA 125

Resulta totalmente indiscutible que la 125 hubiera beneficiado a una gran parte de los productores, desde prácticamente su inicio.

Pero creo también que no basta con decirles "viste....", amablemente.

Siendo que el tema productores es importante, la 125 intentaba afrontar algo muchísimo más importante, que es los desequilibrios que generaría el hecho de que una minoría incrementara significativamente sus ingresos respecto de la gran mayoría de la sociedad.

¿Qué eran esos desequilibrios? Inflación y fuga de divisas, con el consiguiente impacto en la balanza de pagos y en las reservas.

La 125 no salió adelante.

ESOS DESEQUILIBRIOS SE DIERON Y SE DAN.

Y son responsabilidad de quienes en nombre de "la patria" y "la libertad" negaron al Estado su capacidad planificadora y redistributiva.

Las razones esgrimidas en ese momento y expuestas aquí, fueron calificadas en ese momento de falsas por parte de la picadora clarinista, y la presidenta se vio "obligada" a rendir cuentas de "que se iba a hacer con esa plata".

Debió ser el momento más humillante de la vida política de Cristina.

Dar cuentas anticipadas de "qué se iba a hacer", sabiendo perfectamente ella y quienes la obligaron a hacerla que era eso, una humillación, y nada más. La recuerdo leyendo la lista, nerviosa, pasando las hojas y se me hace un nudo.

TODO ESO PARA NADA.

Hubo y hay inflación, hay fuga de divisas, hay problemas de la balanza de pagos y una enorme cantidad de delitos relacionados con la impunidad conseguida, hasta contrabando.

Veo las torres construidas en la costa del río en Vicente López (Neo-Macria), y hieden a soja glifosatada. Las miro y veo la ruta del dinero: la plata que entró sojamente se transformó en dólares, que fueron a parar a las torres, y de ahí fueron a parar a Delaware o Bahamas o Suiza o cualquiera de las sedes patrias de Neo-Macria.

Y esas torres, todas, arrastraron para arriba los precios de cualquier ladrillo, de su departamento en Almagro o su ruinoso PH en Paternal. Y multiplicaron por tres lo que paga de alquiler entre el 2008 y hoy.

Y eso que la picadora le presenta como "un aumento en la rentabilidad inmobiliaria", "boom", fue y es inflación, porque todo el que tiene alguna forma de revertir ese "aumento en la rentabilidad inmobiliaria" se lo vuelca en los precios de lo que venda o fabrique.

Y si planto soja que tanto me da para plantar trigo me tiene que dar lo mismo así que pum, el pan el triple también, porque además contrabandeo y tengo los dólares directamente y sin retenciones ni impuestos, y el pan, más del triple entonces porque la harina ya no está.

Y así fueron dándose las cosas.

Inflación, fuga de divisas, baja en las reservas, problema en la balanza de pagos.

Vos que me cortaste la ruta para que ahora las cosas me cuesten el triple, espero que a nadie se le ocurra beneficiarte.

Tenés que indemnizarme, joderte hasta que hayas resarcido todo lo que jodiste a los demás con tu estúpida ceguera y tu estúpido egoísmo.

Y ahí veríamos si volvemos a charlar de beneficios.

Pero no depende de mí.

Puede que, en esa mitad del país impune, salgas vos también impune.

Para una vez más, hundir a la mayoría.

RH

2 comentarios:

  1. reitero el enlace, los ébolas locales no son sólo del campo:

    http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-257481-2014-10-14.html
    Y también estamos en las preliminares de los próximos saqueos de diciembre, fugas de presos, asaltos inexplicables (hoy habrían hecho explotar un cajero automático) quizas alzamientos policiales, y ... saqueos... paciencia, como le dijo hoy Gioja (me pongo de pie) a lnuestra Cristina: Fuerza, Fuerza

    ResponderEliminar
  2. Gracias Julia. Sí, es así. Ahora me pondré a escribir algo sobre eso que compartiste

    ResponderEliminar

ESTÁ HABILITADA LA MODERACIÓN DE COMENTARIOS.