martes, 7 de octubre de 2014

LO DESOLADOR

Una de las cosas desoladoras del Megacanje y de lo de Cavallo, es que "como no se puede probar que hubiera negociaciones incompatibles..." no hay delito.

Por más que TODO DEMUESTRA DE QUE SÓLO PODÍA FIRMARSE LO QUE SE FIRMÓ DELINQUIENDO, porque todos los informes decretaban de que el megacanje no arreglaba nada y sólo era un negocio para los intermediarios.

ESO ESTÁ DEMOSTRADO.

Como si se encontrara el botín en casa de alguien, y como no se pudo demostrar que estaba en el asalto, fuera inocente.

Me parte el corazón, pero no hay conciencia DE LO DETERMINANTE QUE ES EL TEMA MEGACANJE en todo lo que está pasando.

No es un delito más.

Es EL DELITO Que nos trae acá.

Si no se arregla eso, aunque Dios baje del cielo y se manifieste a nuestro favor, seguiremos en la misma, en manos de Griesa y los buitres.

RH

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ESTÁ HABILITADA LA MODERACIÓN DE COMENTARIOS.